Alter y Walter o la verdad invisible

La mierda siempre acecha, lo quieras o no

Una de las preguntas más recurrentes y a mi entender, incómodas y frustrantes, que tiene que soportar una persona a lo largo de su niñez, es esa infame sucesión de palabras que reza algo similar a “Y tú, ¿qué quieres ser de mayor?”

A lo largo de esa etapa de mi vida, fue una de las principales fuentes de frustración y desasosiego, seguramente junto a la negativa de mis padres a comprarme una Game Boy. No quería ser bombero, ni astronauta, ni siquiera futbolista como muchos de compañeros de clase y eso me inquietaba. No tenía ni la más remota idea de que quería ser de mayor. Al final las cosas se fueron encauzando y terminé metido en la informática, que si bien no me quejo, a ratos pienso que mejor como hobbie, pero en fin, eso queda para otro día. El caso es que tendemos a bombardear a los críos con esa pregunta, cuando lo que creo que deberíamos preguntarles, y de paso enseñarles, es a saber responder lo siguiente: “¿Cómo quieres vivir el resto de sus días?”

imagen del interior de walter y alter o la verdad invisible

No me malinterpretéis, es esencial tener una meta, un rumbo a seguir, tener nuestra propia Ítaca que nos ayude a seguir adelante, a levantarnos cuando este enorme, cruel y despiadado bicho llamado vida nos golpea y nos hunde en el más profundo de los pozos. Pero, a su vez, creo que es tan importante, o incluso más, el hecho de vivir de una forma plena y que aun habiendo dudado, que la decisión final nos llene, nos satisfaga y que cuando la consecuencias de las distintas decisiones nos exploten en la cara, las podamos afrontar sabiendo que cuando tomamos esa decisión inicial, lo hicimos con convencimiento.

Pararemos aquí el speech motivacional porque no quiero que esto se convierta en algo que poner en una taza para que nos recuerde cada mañana, mientras nos tomamos un café soluble, lo muy en la mierda que estamos y lo mucho que nos arrepentimos de no haber aceptado esa oferta de trabajo que implicaba irnos al otro lado del mundo, o de no haberle hablado a esa persona en esa cafetería ese lluvioso día de octubre. No no, esto no va de eso. Aún conociendo la teoria, soy lo puto peor llevándola a la práctica, así que disto muchísimo de poder decirle a alguien como vivir su vida, toda esta turra motivacional digna de la introducción de un libro barato de auto-ayuda, viene a cuento por que hoy hablamos de Alter y Walter o La Verdad Invisible, de Pep Brocal.

imagen del interior de alter y walter o la verdad invisible

De lo que va este cómic lo vais viendo ya y sino, es que no habéis entendido todo lo anterior. Fantasmas del pasado, frustraciones y rendiciones varias que vuelven en forma de motel de carretera para fustigar a Walter, el protagonista, el día que decide rendirse (otra vez) y abandonar su gris y aburrida vida.

A falta de leerme su Cosmonauta, he de confesar que me sorprende sobremanera el ver que de las dos obras que he leído del autor (Inframundo y ésta que hoy nos ocupa), ambas tratan temáticas tan similares, personaje gris por motivo tal se ve arrastrado a una aventura loca y surrealista que le permitirá reconectar consigo mismo, pero que a su vez se sientan tan distintas. Si bien podría decir que conecté un poco más con Inframundo, ese paralelismo constante con la obra de Dante Alighieri me pareció una auténtica delicia, en Alter y Walter o La Verdad Invisible ese tufillo a película de David Lynch que se gasta te mantiene pegado a las páginas.

La obra fue publicada originalmente por Entrecomics Cómics. Cartoné con encuadernación holandesa, esa de la telita en el lomo. Su edición más actual va de la mano de Astiberri, supongo que por que los primeros se fueron un poco al traste (he intentado entrar en su web y salen cosas de bitcoins y casinos), así que no os debería de costar encontrarla. En cuanto a eso de “Oye Marc, que con tanta mierda motivacional Mr Wonderpuagh no me he enterado si recomiendas la obra o no”. Si, la recomiendo, pero al igual que con el alcohol, con moderación y bajo vuestra responsabilidad. Vamos, igual que una peli de Lynch!

Ficha técnica

Título originalAlter y Walter o la verdad invisible
AutoresPep Brocal
EditorialAstiberri
Fecha de publicación2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.