Bastard!!

Every hour the shadow king

¡JUA, JA, JA, JA, JA! Al fin, he renacido… ¡Eh, vosotros! ¿Qué os pasa? ¿Que nunca habéis visto a un tío en pelotas? Aunque bueno, puedo entender vuestro asombro al ver mi maravilloso cuerpo y saber que estáis en presencia del gran hechicero demoníaco Dark Schneider… ¡¿Cómo?! ¡¿Que nunca habéis oído hablar de mí?! ¿Qué clase de paletos idiotas sois? Diablos… si no queda más remedio… dejadme deleitaros con mi absolutamente alucinante historia y, ya después, me pensaré si puedo dejaros que me adoréis como a vuestro nuevo dios.

Todo comenzó hace 15 años, yo era el hechicero más temible de todos los reinos y mi gran ambición me había llevado a conquistar el mundo entero… ¿Que por qué motivo? Pues, no sé… me parecía divertido y sobretodo, quería conseguir un aren con las mujeres más preciosas de la humanidad. Pero el muy idiota de Lars… tuvo que meterse en ello… ¡EL MALDITO PRINCIPE DE METALLICANA! ¡LE ODIO, LE ODIDO, LE ODIO! El muy imbécil no solo consiguió derrotarme, sino que además hizo que el sacerdote de su reino me sellara en el cuerpo de un recién nacido conocido como Lushe Renren. Pero que caprichosa puede ser la diosa del destino, que después de todo ese tiempo sellado, fuera Yoko, la hija del mismo sacerdote la que rompiera el sello, para pedirme que defendiera al reino de los remanentes de mi ejército. Una tarea que me daba un palazo terrible, pero supongo que al pedírmelo ella quien me había creído desde que era un niño no podía negarme, además… hubiera sido una lástima que ese cuerpazo hubiera sido masacrado por una horda demoniaca. Sea como sea, mi objetivo no ha cambiado, ahora que vuelvo a ser libre, pienso conquistarlo todo, aunque eso implique tener que derrotar a aquellos que fueron mis camaradas ¡Mi ambición no conoce límites!

¿Qué os ha parecido? ¿Impresionados verdad?… ¿Cómo que no demasiado? ¡¡ESCUCHADME PALURDOS!! Os recuerdo que soy un hechicero terrible y que solo me basta un mero conjuro para haceros sufrir un dolor como jamás hayáis sentido… Ju, ju, la cuestión es saber cuál de ellos usar… ¿Quizás debería calcinaros con mi Venom? ¿Desintegraros con el Helloween? ¡Ya sé! Usaré el Megadeth para… ¿Qué eso son grupos de qué? El único metal que conozco es el de las espadas y solo un idiota descerebrado como Gaara las utilizaría, a mí me basta y me sobra con mi magia. 

En fin…. no tengo tiempo que perder con unos patanes como vosotros, mi historia debe continuar y esto está siendo tan pesado como aquella vez que luche contra aquel vampiro tan patético… ¿Cómo se llamaba? ¿Diamond?… ¿Qué? Esperad… ¿No me diréis ahora que lo estáis flipando por que haya luchado contra un vampiro? ¡JA, JA, JA, JA! Ilusos… En este mundo me las he visto con toda clase de criaturas más terroríficas que un simple chupasangre, desde hidras, insectos gigantes, maldiciones, hechiceros que apenas conseguían llegarme a la suela de los zapatos, una vez incluso, conseguí someter al poderoso demonio de las llamas Efreet y convertirlo en mi más fiel servidor. 

Veo que por fin comenzáis a comprender mi grandeza, aunque sinceramente, no hay más que verme para deslumbraros con mi belleza, la cual a medida que pasan los años me vuelve más y más apuesto, haciéndome pensar, que quizás sí que sea cierto eso de que la edad te hace mejorar como un buen vino. ¿Pero queréis saber qué otra cosa mejora con la edad? ¡Exacto, las mujeres! En todas mis vidas he conseguido conquistar a más de trescientas doncellas y les he hecho de todo, como por ejemplo… 

-¡¡LUSHE!!! – aparece una joven de cabello corto y rojizo.
– Mierda… Yoko… – dice un asustado Scheneider. 
– ¿Se puede saber qué tonterías estás escribiendo? ¡Andando! – le tira de la oreja y se lo lleva.
– Pero mujer, que ahora llegaba la mejor parte….

(Ambos desaparecen y vuelvo a acércame al portátil). 

Pues nada… resulta agradable que alguien escriba por ti una reseña, aunque extrañamente sea de su propia historia. Así que bueno, solo me queda señalar lo más obvio, que podéis conseguir este genial manga gracias a los nueve volúmenes que hasta la fecha Planeta a recopilado en la maravillosa complete edition, algo cara, pero que merece cada maldito euro invertido: tapas duras, sobrecubiertas metalizadas, páginas a color, redibujados del propio mangaka ¿Qué más queréis? Así que nada, animaros con el manga y con el anime que ya lo tenéis en Netflix, a ver si con esto conseguimos que Hagiwara acabé de una maldita vez este genial relato, de magia, fantasía, demonios y mucho metal. 

Ficha técnica

Título originalBastard!!
AutoresKazushi Hagiwara
EditorialPlaneta Comics
Fecha de publicación27 tomos (serie abierta) 1995
9 tomos Complete Edition (serie abierta) 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.