Frieren

Soon you will disappear, fading into beautiful light

¿Cuál es el significado de nuestra existencia? ¿Por qué nacemos si inevitable vamos a acabar muriendo? ¿Qué hay más allá de la vida que conocemos? Estas preguntas han formado siempre parte siempre de nosotros y han derivado en el mayor de los miedos, el temor a morir. Algo que he de reconocer, que siempre ha sido un tema que yo he intentado evitar, puesto que muchas veces he llegado a sentir mucha ansiedad al hablar sobre ello, e incluso a padecer episodios de pesadillas y terrores nocturnos, desencadenados por el triste y temprano fallecimiento de mi abuela mientras yo cursaba bachillerato. Es por ello, que cuando escuché sobre esta serie, decidí ponerme de pies juntillas antes de adentrarme en ella, especialmente cuando publicaciones como Buenas noches Pun Pun de Inio Asano o To your etenity Yoshitoki Ōima me habían destrozado sentimentalmente al plasmar de forma tan cruda este inevitable paso hacia el más allá. Sin embargo y para mi sorpresa, Frieren ha sido una obra que, no sólo ha tratado este tema con la delicadeza necesaria, sino que también ha aliviado parte de la carga que sentía para poder confesaros algo tan personal. 

Frieren es una elfa que formó parte de los héroes legendarios que acabaron con el rey demonio hace años, sin embargo, ahora que su misión ha concluido, decide tomar un camino separado de sus compañeros y estudiar magia por su cuenta para mejorar aún más como maga. Tras haber aprendido todo lo que creía necesario, nuestra protagonista vuelve a reencontrarse con sus antiguos aliados, sintiendo que para lo que ella ha sido un breve periodo de tiempo, aunque debido a la longevidad de su especie, para el resto del mundo han sido más de 50 años. Lamentablemente, el reencuentro con los antiguos héroes será breve, puesto que el líder del grupo Himmel acaba muriendo inevitablemente debido a su vejez. Un hecho que hace replantear a nuestra protagonista sobre el concepto del tiempo y sobre porque durante los 10 años que viajó junto con sus camaradas no se esforzó en conocerlos. Para hallar una respuesta a esta inquietud que siente, Frieren viajará al norte del continente, hasta una nación llamada a Aureole donde se dice que descansa las almas de los muertos y donde esta espera despedirse como es debido del gran héroe caído. Un viaje donde recorrerá el mismo camino que su comitiva hizo, pero ahora acompañada de los discípulos de estos Fern y Stark, quienes poco a poco irán cambiando el corazón de la hechicera.

La simple idea de que este manga arranque justo en el momento en el que tantas grandes aventuras de fantasía finalizan es algo que me enamoró de esta. Porque os puedo asegurar, que el mundo y personajes de Frieren son algo que habéis visto en millones de relatos similares y en este aspecto, no es que una obra que destaque particularmente. Pero entonces, ¿dónde está la magia de esta historia y porque se merecería estar en vuestra biblioteca? Pues sin duda alguna, en las maravillosas vivencias que nos aportan estos personajes y como poco a poco los amas amando cada vez más y más.

Separada en dos líneas temporales distintas, el argumento planteado por Kanehito Yamada nos va explicando tanto el viaje que nuestra protagonista en la actualidad como el que hizo 50 años atrás, creando un bello paralelismo del cual aprende con cada parada una valiosa lección al igual que atesora un viejo recuerdo del pasado. Aunque este también tenga sagas de combate y otro tipo de argumentos, bien es cierto que lo que mejor funciona en este argumento es esta última mecánica, porque esto, no es fantasía al uso, sino más bien un slice of life de un mundo donde la mayor preocupación de nuestra elfa será el de coleccionar toda clase de hechizos absurdos de casi nula utilidad.

Una forma única de vivir un mundo mágico acrecentado por el bello dibujo de Tsukasa Abe, quien es de trazo fino y transmite una gran armonía y paz. Este dibujante no se obsesiona con crear composiciones de página ambiciosas, pero si dotar a sus fondos y personajes de gran detallismo y es que si quieres representar el clásico mundo de fantasía… ¿Qué mínimo de asegurarte que todo sea conmovedoramente bello para una trama que no duda en poner los sentimientos de sus a flor de protagonistas piel?

Pero dejemos de dar rodeos y hablemos del elefante en la habitación, que es explicar cómo esta publicación es una bella oda, a la vida, la muerte y el paso del tiempo. El argumento aprovecha la naturaleza elfica de nuestra protagonista para darnos a reflejar como el tiempo puede llegar a ser un compañero de viaje terriblemente cruel y como en un pestañeo nuestra vida puede cambiar y tener la sensación que nuestros mejores años han pasado o que nos hemos perdido toda clase de cosas preciadas en el camino. Una bella metáfora, que sin duda va marcando el crecimiento de Frieren, incitado por sus jóvenes compañeros de viaje, quienes le hacen ver que la vida está llena de pequeñas cosas, que merecen ser disfrutadas lentamente, pero sin entretenerte en exceso con ellas. Por qué inevitablemente, la existencia es algo que pasa de manera inexorable y es precisamente ese sentimiento melancólico es lo que te acompaña en cada página y en donde vemos como el legado de los antiguos héroes del pasado marcaron la vida de millares de personas, dando un maravilloso significado para sentir que sus muertes tuvieron un propósito y que estas calaron de la alguna manera.

Para acabar esta reseña, no quisiera ofreceros más motivos por los que coleccionar este título, puesto que ya creo que he sido bastante claro en las más de 900 palabras que llevo. En su lugar, quiero compartir con vosotros una reflexión personal para aquellos que alguna vez habéis sentido ansiedad por el paso del tiempo o notado un horror inexplicable al pensar en la muerte. Desafortunadamente, no tengo ninguna de las respuestas para las preguntas que he formulado al principio de la reseña, ni tampoco puedo deciros algo tan frívolo como pediros que vivíais vuestra vida despreocupadamente y ya lo lamentareis en el lecho de muerte. Pero lo que sí que os puedo asegurar es que en mis más de 30 y muchos años de vida, lo que ha dado significado a mi día a día es aprender a buscar mi propia felicidad y saber con quién compartirla, algo que os aseguro no será un camino de rosas, puesto que muchas veces deberás tanto aceptar lo bueno como lo malo que te den tus decisiones y cargarlo todo a tus espaldas como una pesada mochila. Pero quizás, solo quizás, al final del viaje te pares a mirar todo aquello con lo que has estado cargando y pienses que esas pequeñas cosas que se han ido acumulando encima de ti son lo que te han hecho la persona que eres y de como de manera inevitable, habrás dejado tu propia huella en el mundo, siendo eso es lo que le habrá dado sentido a todo.

Ficha técnica

Título originalTenkaichi: Nihon Saikyou Bugeisha Ketteisen (テンカイチ – 日本最強武芸者決定戦)
AutoresYosuke Nakamaru, Kyôtarô Azuma
EditorialNorma Editorial
Fecha de publicaciónEnero 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *