Dos Dumplings

Para lo bueno y para lo malo

De entre las muchas maneras en las que se puede dividir a la humanidad, podemos discernir a las personas en dos grupos: las que pasan su vida soñando y las que viven haciendo realidad sus sueños. Seguramente, yo me sitúo en el primer grupo, las que pasan su vida soñando, aunque considero que he alcanzado muchas metas que me había propuesto. Salir de mi zona de seguridad siempre me ha causado recelo, y es que no tener las cosas atadas y bien atadas, es un riesgo que nunca he querido asumir.

Dos Dumplings, se enfoca en dos personas del grupo de los soñadores, los emprendedores, los aventureros, los que se lían la manta a la cabeza y se lanzan a por ello sin pensar mucho en las posibles consecuencias negativas, viendo únicamente ante sí todo un abanico de nuevas oportunidades y de logros a desbloquear. Admiro muchísimo a esta gente.

Silvia y Marc llevan tres años juntos. Cansados de la monotonía y de la falta de oportunidades para desarrollarse laboralmente y personalmente, con ánimo intrépido, ambos deciden embarcarse rumbo a Shanghai en busca de un futuro mejor. Encontrar trabajo, romper estereotipos, integrarse en la sociedad, asumir las costumbres locales como propias y no encerrarse en un gueto de laowai (término informal para referirse a un ciudadano no chino), esa es la premisa a seguir.

Shanghai y sus alrededores están llenos de contrastes. Es una ciudad que parece estar a la vanguardia de todo. Al mismo tiempo es capaz de conservar vestigios de un pasado no muy lejano. El choque cultural puede ser tremendo, para lo bueno y para lo malo. La sensación de seguridad se percibe, pero es una seguridad extraña. ¿Hasta qué punto una pareja de occidentales puede tolerar desprenderse de libertades en pos de la misma? El comunismo ha abierto sus brazos al capitalismo más exacerbado, eso tiene consecuencias. El velo es muy extenso.

La obra de Marc Morera es un relato autobiográfico, donde el autor nos explica algunas de sus vivencias en el gigante asiático. Dicho así, podríais pensar que esta es una lectura aburrida, egocéntrica, en la que únicamente se quiere dejar constancia de un legado de experiencias para auto enaltecerse. Nada más lejos de la realidad. Sí que tiene su parte de diario personal, evidentemente, pero lo bueno de Dos Dumplings es que su autor entiende el medio. Sabe usar sus recursos con elegancia. Consigue que la lectura sea fluida, con un buen pulso narrativo y con unas composiciones gráficas abiertas, que dejan espacio al lector, consiguiendo así situarlo en su zona de confort. El humor está presente en su justa medida. Es limpio. No empalaga. Provoca felicidad. Te acerca a la lectura. Marc es de los nuestros, tiene su punto freak. Sutilmente rellena la obra de pequeños easter eggs que nos acercan aún más a él.

Dos Dumplings es una historia de amor y de desamor. Nos abre la mirada haciendo un mundo desconocido con mil y una anécdotas interesantes. Nos descubre costumbres de un país en el que en ocasiones miramos con recelo.  

Por el buen momento que me ha hecho pasar, por enriquecerme culturalmente, por la sensibilidad que demuestra el relato, por lo cercano que lo he sentido pero, sobre todo, por hacerme soñar, Dos Dumplings, es sin duda el cómic que te recomiendo. Es el cómic que debes comprar. 

Silvia y Marc, os deseo lo mejor en vuestra nueva aventura. 

Ficha técnica

Título originalDos Dumplings
AutoresMarc Morera
EditorialAmok Ediciones
Fecha de publicaciónAbril 2024

Un comentario en “Dos Dumplings

  1. Un relato biográfico impresionante. Ilustraciones de lujo y narración que te acercan muchísimo a la vivencia personal del autor, su pareja y su mascota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *