Todo va bien

El efecto mariposa del abusón

A raíz de esta obra, hoy quiero hablaros de la figura del abusón, esas horribles personas que usan a toda la gente que pueden aplastar para el beneficio de su ego. Desde bien pequeños, en el colegio, hemos conocido esta figura, ese chaval que bien por su superioridad física, por su capacidad de liderazgo de otros memos como él, o sencillamente por pura manipulación, nos hacia la vida imposible a muchos de nosotros. El bullying es el ejemplo que más se habla en el día a día ahora mismo, puesto que es una lacra social que por desgracia siempre ha estado de moda, y por suerte ahora se señala más para intentar ser evitada. De niño odiaba a todos ellos, e intentaba defender a mis amigos que muchas veces se veían en situaciones complicadas con los abusones, ya que por suerte yo no solía ser una víctima corriente de estas personas. Mi experiencia personal con los este tipo de gente vino mucho después, y es que queridos lectores uno cree que crecerá y al salir del colegio e instituto dejará de lado a esta gente horrible para empezar una vida tranquila de paz y prosperidad. En ese momento no podía saber cuál equivocado estaba.

Creces, y contigo también lo hacen esa clase de personas, sólo que ahora están más desperdigados. Te los encuentras en forma de agentes de la ley que te tratan como el culo sólo por llevar una placa. Te los encuentras en forma de funcionarios que deben ayudarte con algún papeleo y en vez de eso te marean y te tratan con desdén. Te los encuentras en forma de jefes en el trabajo que te machacan cada día por la mínima gilipollez, haciéndote la ya difícil tarea de ir a trabaja un infierno constante. Te los encuentras hasta en tu propia familia que te señala en cada momento por todo lo que haces mal, juzgando los pasos que das. Ojo, con esto no quiero decir que todos los agentes de la ley, todos los funcionarios, todos los jefes y todos los familiares sean así, ni mucho menos. Los abusones están allí donde siempre hay una relación social. Suelen ser la minoría, pero esta minoría es muy escandalosa y se ven reforzadas cuando se les da poder y autoridad.

En mi caso, donde más he tenido que sufrirlos han sido en mis trabajos, con jefes frustrados que utilizaban su puesto y a los que tenían a su cargo para desahogar su mochila de mierda que cargan de fuera. Poco a poco eso me fue minando, es algo tan duro que me invadió hasta que un día me sorprendí a mi mismo haciendo exactamente lo mismo que hacia otros. Me di cuenta de que el odio es contagioso, como un virus que no se puede parar ni con mascarillas, ni con vacunas. Se extiende por cada ser a una velocidad increíble y sólo nosotros podemos pararlo. Nada más hay que ver que esta gente machacadora, no nacen porque sí, cada uno existe por algún odio o daño previo que ha sufrido. Yo por suerte, me di cuenta a tiempo del efecto que en mí estaba dando esa situación y le puse remedio para que no me afectara tanto y, sobre todo, procuré no contagiar mi propio dolor a otros.

Todo va bien nos habla a de este mal. Esta figura del abusivo, en esta ocasión en forma de su protagonista Luisa Broglio, una maestra de primaria cuya vida es triste y solitaria. Vive continuamente preocupada por lo que su alrededor piensa de ella, sintiendo que la tratan de menos y la juzgan constantemente. Esto ha creado en ella una armadura social que aleja a casi todo el mundo y sufre una ansiedad constante hacia su situación. ¿Cuál es su única válvula de escape? Sus alumnos, pero no porque su profesión y el cariño de estos la ayuden. Usa la clase como un patio de recreo en el que dar rienda suelta a su mal estar, machacándoles, gritándoles y despreciándolos en cada una de las cosas que hacen. Los niños viven aterrados y frustrados más allá de lo que pueden aguantar. Esto llevará a que una de las niñas, movida por esa injusticia, una noche se presente en casa de la profesora para hacerle una pintada. Lo que ocurre después de ese momento es una historia frenética que nos narra un descenso a los infiernos de la locura, todo acompañado magistralmente por un dibujo desgarrador que usa sólo tres colores, el negro, los tonos azulados y el rojo para resaltar ciertas partes en las viñetas, creando así un efecto visual genial. En todo momento odiaréis a la protagonista de esta historia con vuestra alma.

El autor Nicolò Fila, crea así guion y dibujo como autor completo, en una historia corta y rápida de leer, pero que consigue totalmente su finalidad, el mensaje de que el odio sólo lleva a más odio. Y la edición de Shockdom en tapa dura es perfecta, con buen precio y una portada angustiosa que te atraerá. Ojo a esta editorial italiana que está trayendo ahora sus obras aquí a España y que todas pintan muy bien.

En resumen, huid de las personas que os tratan como basura, o al menos sed conscientes de cómo son para evitar darles el poder de haceros daños. Pero, sobre todo, pensad en sí vosotros en algún momento habéis sido el causante de esa sensación tan horrible de ser pisoteados por otros, depreciados o difamados. Seguramente os deis cuenta de que en más de una ocasión no habéis obrado bien, y vuestros actos tienen consecuencias. Siempre aplaudiré las obras que, como esta, te hacen reflexionar sobre las circunstancias de uno mismo y de los demás, para que así en un futuro todo vaya bien.

Ficha técnica

Título originalVa tutto bene
AutoresNicolò Fila
EditorialShockdom SRL
Fecha de publicaciónMarzo 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.