La fosa

Cuidado…cuidado con la maldición…

Desde que inició su andadura en la publicación de cómics, Cartem se ha convertido en una de las editoriales punteras por la calidad, tanto de ediciones como de las obras que eligen traer. No hay un solo tebeo que no haya cosechado alabanzas y buenas críticas por todos lados. Por otro lado, para mí uno de los autores de nueva generación más interesantes por su personalidad, tanto gráficamente como por sus historias, es el holandés Erik Kriek. Precisamente gracias a Cartem descubrí el talento de este hombre con El Exiliado, una epopeya vikinga absolutamente fascinante. Ahora, Kriek cambia totalmente de tercio con La Fosa, un cuento oscuro y turbio que hará las delicias de los aficionados al terror o al género paranormal.

Uno de los temas más comunes en el género del terror es la pérdida, y la no superación de la misma. Muertes que dejan una presencia, obsesiones, espiritismo, posesiones, etc. Es precisamente este tropo el que utiliza Kriek para contar la historia de un matrimonio que, tras perder a su hijo, deciden mudarse a una casa rural heredada por el marido para empezar de nuevo y dar un giro a sus vidas. La casa se encuentra en medio de un bosque en el que la pareja descubre unas extrañas marcas en los árboles, que parecen responder a algún ritual antiguo. Estas marcas parecen tener cierta conexión con unos diarios que encuentra la mujer, pertenecientes al abuelo de su marido. A partir de entonces, la mujer empieza a experimentar extraños sucesos nocturnos que la atraen a una extraña charca en medio del bosque. Algo la llama y atrae su atención.

Kriek nos sumerge en una atmósfera oscura y tétrica con momentos que realmente ponen la piel de gallina, a lo que también ayuda el particular arte del autor. Kriek tiene un estilo con muchísima personalidad, no se parece a ningún otro dibujante de cómics que yo conozca. Es un estilo de mancha y sombras sobre fondo negro, pero al mismo tiempo tiene un trazo super fino para delimitar las figuras y las viñetas. Todo ello contribuye a escenificar de forma brillante una historia tan tétrica como ésta.

Lo más interesante de una historia de terror a mi parecer es cuando no se queda en el mero susto, o en los fantasmas, los monstruos o el tropo dentro del género que sea, sino cuando trasciende más allá. Cuando en realidad el mensaje es uno más profundo. En este caso, estamos realmente ante la imposibilidad de una madre de superar la muerte de su hijo, éste el núcleo alrededor del cual gira toda la trama.

Otro gran acierto de Kriek es cómo juega con la cromática. Siempre utiliza una técnica bitono, pero los colores van variando para destacar diferentes momentos tanto temporales como atmosféricos. Esto hace que cada secuencia tenga una simbología concreta y logra transmitir diferentes sensaciones, enriqueciendo aún más si cabe la experiencia lectora. Además, el desarrollo de los personajes está muy bien medido. El marido intenta por todos los medios seguir adelante con su vida y su matrimonio a través del trabajo y la reforma de la casa, mientras que la mujer sigue anclada en el pasado y su pérdida no le permite retomar su trabajo como pintora. Es una contraposición frente a la pérdida que se da en muchas parejas reales frente a la muerte de un hijo.  Más allá del elemento sobrenatural, estamos ante una historia cotidiana y realista de un matrimonio en crisis por la falta del niño.

En definitiva, La fosa es uno de los cómics a tener en cuenta en esta temporada, y Erik Kriek está adquiriendo peso como uno de los autores en cómic más destacados de la actualidad. La edición de Cartem como siempre es exquisita tanto en la calidad de papel como en diseño, algo que no es nuevo en la editorial.

Ficha técnica

Título originalDe Kuil
AutoresErik Kriek
EditorialCartem Cómics
Fecha de publicaciónFebrero 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *