Piezas

La vida, como el ajedrez

Es un día cualquiera, ninguna fecha especial, ni tampoco ningún momento especial, sólo es un día cualquiera. Ando por las calles del centro de Madrid sin rumbo fijo, sólo por el placer de caminar mientras en mis cascos suena algo de música de esa que te hace reflexionar, que te transporta a lo más profundo de tu mente dejando todo a atrás. Entonces empiezo a mirar a mi alrededor. La ciudad late con las pisadas de cada una de las personas que corren de un lado para otro, viviendo sus vidas, afanados en llegar a los sitios que deben ir, en ver a la gente que deben ver, en resumen, en vivir sus vidas al igual que lo hago yo. Pero esta vez no. Por un momento paro y observo a todas esas personas que pasan a mi lado, intentando darles la importancia que realmente se merecen, intentando descubrir sólo con un pequeño vistazo como serán, a que se dedicarán, que sueños seguirán, y que tormentos les perseguirán. Mi mente viaja imaginando como son sus vidas, si alguna vez se habrán cruzado entre ellos o incluso conmigo. Si tal vez en un futuro nuestros caminos se juntarán e influiremos en las vidas de unos y otros.

Me descubro en el placer de querer saber más sobre esos desconocidos. ¿Qué cosas tendremos en común? ¿Habrán vivido historias geniales de amor o de desamor? ¿Enfrentarán el pesar de haber perdido a alguien en sus vidas como lo hice yo o lo harán de otra forma? Antaño cuando era joven me creía especial, pero en este justo momento inmerso en este pensamiento sólo puedo pensar que cada una de las personas con las que, calle a calle, me voy topando seguramente tengan unas historias tan increíbles o más que la mía, porque al igual que las piezas de una partida de ajedrez todos hacemos nuestros movimientos, algunos más arriesgados, otros más conservadores, pero hasta de las malas jugadas o de las partidas de otros se puede aprender.

Este es el camino por el que transitarás a la hora de leer la increíble obra que es Piezas, donde el gran Víctor L. Pinel debuta como autor completo. Somos muchos los que hemos seguido la trayectoria de este dibujante, amando sus trabajos en novelas gráficas como La Inmersión o La Casa de la Playa, por lo que conocíamos su gran talento. Personalmente, mi experiencia al leer historias de dibujantes que pasan a hacerse sus propios guiones, no ha sido normalmente de buen agrado, lo que en un principio siempre me hace coger estas obras con miedo. En este caso tuve la suerte de que el autor me hablo un año antes de su proyecto y lo que tenía en mente. Con apenas una frase sobre lo que iba a tratar supe que se venía una maravilla que no iba a pasar desapercibida.

En este cómic, os espera un viaje por la vida de muchos personajes que afrontan sus situaciones de la mejor forma que saben, todo ello mostrado a través de una partida de ajedrez que juega una anciana, la señora Dubois, con un joven que hace voluntariado de acompañamiento de gente mayor, llamado Samir.  Esta abuelita, un tanto osca y malhumorada, enseñará al joven a jugar al ajedrez, mientras la explicación se solapa con las increíbles vidas de diversas personas, cuyos caminos y personalidades se mimetizan de increíble manera con las formas de mover o interactuar con las piezas de este juego de tablero. Así, poco a poco, iremos enamorándonos de cada uno de estos diferentes protagonistas, consiguiendo que empaticemos con sus formas de sentir o de afrontar las preocupaciones de su día a día.

Os he hablado de la historia, de lo que me hizo sentir y de lo bien construida y ligada que esta toda ella, dejando un poco de lado el apartado gráfico. No puedo acabar esta reseña sin elogiar el siempre increíble dibujo que Víctor L. Pinel.  Sin embargo, en esta obra se marca su mejor trabajo con los lápices. Se nota el amor y cariño con el que ha creado cada una de las viñetas que constan en sus páginas, dotando a cada una de sus creaciones de una candidez sin igual, ya sean más altos, bajos, gordos, delgados, guapos, feos, viejos o jóvenes. Todos tienen una luz propia y especial que harán que te marquen. Es tan redonda la obra que ha creado que ahora mismo ardo en deseos de ver que será lo siguiente que nos traiga, llegando a posicionarle entre mis autores españoles del noveno arte favoritos, junto con otros que adoro como son El Torres, Colo o Paco Roca.

Mañana, 13 de febrero, se lanza este tomo en vuestras librerías que no podéis dejar escapar. Amor, tristeza, soledad, alegría, esperanza… son muchos los sentimientos con los que empatizaréis a la hora de leerlo. Sin embargo, no será lo único, ya que veréis que el propio guionista y dibujante juega una partida con vosotros mismos, donde por mucho que os intentéis adelantar a sus jugadas, él, magistralmente, romperá vuestras defensas hasta llegar a haceros el jaque mate final.

Ficha técnica

Título originalÉchecs
AutoresVíctor L. Pinel
EditorialNuevo Nueve Editores
Fecha de publicaciónFebrero 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *