Gotham City: Año Uno

NQE

No soy especialmente fan de Tom King y aunque admito que la mayoría de sus historias son de notable, y están por encima de la media actual del cómic norteamericano, entiendo que haya gente que le repudie por eso mismo. No diría que pretencioso, pero sí es verdad que sus historias (sabe rodearse de muy dibujantes top y eso ayuda) tienen, a veces, demasiadas capas y cambios de ritmo bruscos, sobre todo si se sale de la vertiente superheroica más básica de capas y villanos. Unos tics muy marcados y un leitmotiv tan claro en todas sus obras que juega peligrosamente con la repetición –y todos sabemos que eso sólo saben hacerlo bien Brubaker y Phillips– pero ojo, es bueno y aquí lo demuestra una vez más.

Pero no nos llevemos a engaño. No estamos ante un origen de la ciudad, ni de ningún personaje protagonista del lore del murciélago, en absoluto. Esta historia es una página más de los Wayne, de su legado, de una parte, hasta donde sé, que nunca se contó. En esta Gotham luminosa, el guionista californiano crea aquí un juego noir del gato y el ratón. Un despliegue de personajes misteriosos, engaños y mentiras sobre mentiras donde te crees todo y sospechas de cada frase. Te hace partícipe de ese lore gothamita manteniendo la virtud de la independencia, es decir, si no fuera Gotham la historia funcionaría igual de bien.

“habíamos terminado en las cloacas de la ciudad en apariencia más limpia del mundo, y estábamos a punto de ahogarnos entre sus residuos olvidados”

Y ese mecanismo engrasado no dejan de ser pinceladas, menciones y referencias –gracias, Pablo, por comentarme el homenaje que aquí King le hace a El Halcón Maltés de John Huston y Humphrey Bogart– donde una Gotham irreconocible y luminosa va enseñando su verdadera cara farragosa y sucia que todos ya conocemos. Una ciudad que se va trasformando como si fuera el mismísimo Basil Karlo. Y dentro de esa pequeñísima parcela donde idolatro la mente de King está la virtud de alimentar los alrededores de temas interesantes. Pueden parecerte soporíferas sus historias. Lentas o aburridas en tal caso, pero no podemos negar que lo que cuenta y el envoltorio que le da no están al azar en ninguno de sus hilos. Todo está pensado y elaborado como corresponde y el contexto que cubre está historia le da, no sólo más sentido e importancia, sino solidez. Los barrios, la propia policía y su actitud ante la raza negra y esa defensa, tenue al principio, de los derechos civiles sobrevuelan la historia y la hacen mejor. King, así sí.

“¿Qué precio tiene tu alma últimamente?”

¿Batman no está ni se le espera? ¿No tiene que estar el cruzado enmascarado siempre presente? Está sin estar, aparece y no nos importa absolutamente nada y eso es el mejor punto a su favor. Es imposible no ir a Gotham y pensar en Batman y más cuando los Wayne son protagonistas de este oscuro cuento pero el detective Slam Bradley y todos sus clichés del género negro hacen que el murciélago sea una anécdota casi inexistente. Aunque también habría sido un personaje que no encajaría en la historia, que noir y capas no casan bien. Je. Je.

Tom King, minucioso como pocos, sabe lo que hace y es uno de los mejores aprendices del Millarismo, así que sabe rodearse de muy buenos dibujantes según la historia que quiere contar y aquí entra en escena un soberbio Phil Hester que, cual Mike Mignola, nos regala un arte anguloso y de negros, grises y rojos duros e intensos. Un dibujo enorme que si bien recuerda también al de Sean Phillips, sabe alejarse de él de forma efectiva junto a una Jordie Bellaire a los colores donde sobran todas las presentaciones. Arte noir en todo su esplendor que ayuda sobremanera a la historia.

Este Año Uno es una forma de cruzar uno de los puentes de Gotham hacia una ciudad opresiva, maquiavélica y corrupta. Una ciudad que no siempre fue así y donde los Wayne ya formaban parte de su historia escrita con mayúsculas. Género negro del bueno, clichés bien aprovechados y un Tom King que se deja llevar por él y aminora hacia el mainstream de masas dejando su narrativa tan psicológica o enrevesada en un cajón, mientras las gabardinas y las pistolas escondidas bajo ellas copan y protagonizan la historia.

Ficha técnica

Título originalGotham City: Year One
AutoresTom King, Phil Hester, Jordie Bellaire, Eric Gapstur
EditorialECC Ediciones
Fecha de publicaciónFebrero 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *